JudithAcuña.com Wara Wara
Nuevo Ruiseñor
O CRUZEIRO, Edición Internacional, 16 de Julio de 1957
Texto y fotos de MANUEL OLIVARI

La nueva cantante contratada por Moisés Vivanco. Muchos creen que reemplazará a Ima Sumac, a raíz del divorcio acordado hace poco tiempo. El nuevo "Ruiseñor de América" viaja con un gran bagaje de ilusiones y cree que triunfará. Después de la jira por Grecia se sabrá si la joven estrellita ha satisfecho sus anhelos.

Moisés Vivanco Encuentra en Perú un Nuevo Ruiseñor
Wara Wara at the airportJudith Acuña, una morenita limeña de 20 años, nunca pensó en convertirse en estrella, aunque le agradaba que la llamaran así. "Wara Wara" (en aymará significa estrellita). Cuando recibió cinco cables de Moisés Vivanco, compositor y ex-marido de Ima Sumac, haciéndole una tentadora propuesta para intervenir en su espectáculo folklórico, Judith consultó con sus padres y se decidió a marchar hacia el estrellato en una semana.

Declaró esta nueva integrante del conjunto de Moisés Vivanco que su afición por el canto le floreció a los cinco años de edad y que lo primero que cantó fué el "Himno Nacional". Agregó que fué bautizada con el nombre de "Wara Wara" por el periodista limeño Guido Monteverde, que también la alentó en sus comienzos. La chica, que tiene una buena voz, logró repetidos éxitos en los lugares en que actuaba como aficionada y pronto consiguió varios contratos para intervenir en diversos programas de radio.

Su vocación, podríamos decir, le vino por herencia. El padre, Samuel Acuña, trabaja en cerámica y en sus ratos libres, pulsa la guitarra. Su madre, Felicíta Pichilingue, logró algunos éxitos cantando en su juventud. Como a Judith le agradaba el canto, hicieron algunos sacrificios y lograron que ella estudiara en el Conservatorio Nacional de Música de Lima. El hogar de "Wara Wara" es modesto, no gozan de muchas comodidades, pero viven felices.

Poco antes de embarcarse con destino a Nueva York para reunirse con Moisés Vivanco y partir inmediatamente a Grecia, nos dijo Judith:

-No sé cómo voy a hacer. Estoy tranquila, pero es la primera vez que salgo de mi país. Y no sé hablar inglés...

-¿Cómo se interesó Moisés Vivanco por usted?

-Una hermana de él, Teresa Vivanco, le envió unas grabaciones mías y parece que le agradaron.

Agregó que no conocía a Vivanco sino por sus obras musicales y que Ima Sumac era una magnifica cantante.

Al preguntarle si actuaría en el conjunto o con Ima Sumac, nos respondió:

-Entiendo que la señora Ima Sumac se presentará por separado, porque el señor Vivanco piensa presentarnos en el mismo programa, pero en distintos números.

En su repertorio, "Wara Wara" lleva ciento cincuenta canciones (todas peruanas) del folklore regional y algunas en lengua quechua. Sin embargo, a Judith le agrada la música clásica, como también la popular, y puede interpretar indistintamente todos los géneros de la música criolla.

SUEÑO HECHO REALIDAD
Wara WaraMientras prepara sus ropas para el viaje en avión, su mirada recorre las paredes del cuarto del modesto departamento en que vive con sus padres y nos dice:

-¿Sabe? Siempre soñé con viajar mucho.., A veces me encontraba, en sueños, naturalmente, en tierras lejanas; otras veces estaba sobre un pedazo de hielo, rodeada por numerosas personas que me miraban admirativamente. Soñaba con viajar, pero nunca creí que esos sueños se convirtieran en realidad.

Judith va con un contrato inicial de 100 dólares semanales y todas los gastos pagados, de ida y vuelta.

-Lo único que deseo es triunfar,- agrega Judith-, aunque sea a costa de muchos sacrificios...

Al término de su jira por Grecia (dos meses aproximadamente) Vivanco gestionará la residencia de "Wara Wara" en los Estados Unidos. Mientras tanto, todos sus compatriotas están a la expectativa. ¿Será Judith Acuña, en poco tiempo, otra Ima Sumac?

Judith tiene la última palabra. Pero la verdad no es esa: lo que tiene a flor de labios es la primera canción...